La navidad y sus diversas ópticas

REALIDAD O MITO COMERCIAL

Una época del año en la que se hacen visibles diversos contrastes.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por Hugo Alejandro Bernal

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El nacimiento de un icono religioso como lo es Jesús, representa para occidente la llegada de una de las épocas más significativas del año, no sólo desde el punto de vista religioso sino comercial.

Si nos sumamos a un punto de vista místico, el nacimiento del “Mesías”, es interpretado desde la Biblia (los evangelios), como la llegada al mundo del hijo de Dios. A la par de la visión cristiana, muchas otras culturas han manifestado la llegada de un “salvador”, un ser “elegido” para trascender el tiempo y en muchas oportunidades, guiar a un pueblo hacia un propósito determinado. Como ejemplo de esto se podrían citar a los Chibchas, en cuya tradición se encontraba el mito de “Goranchacha”, hijo del sol, profeta quien luego se convirtió en Cacique y que representa una de las figuras emblemáticas de esa tradición indígena.

La implementación del calendario gregoriano en 1582, el cual pretende hacer coincidir su vigencia con el nacimiento de Cristo, se convierte en un importante hecho histórico que nos puede dar una pista sobre la fecha del nacimiento de Jesús. Hacia los años 526 y 530 d.C., Dionisio el Exiguo, monje y matemático romano, calculó el nacimiento de Cristo para el 25 de diciembre del año 754 a .C., que posteriormente pasó a ser conocido como el año 1 a .C. Cabe anotar que previa a la tradición cristiana de conmemorar la natividad en esas fechas, en Roma se celebraba la fiesta pagana del Natalis Invicti, la cual consistía en rendir tributo al dios Mitra, con motivo de la llegada del invierno en el hemisferio norte.

Como podemos vislumbrar, la tradición moderna de la navidad está más ligada a una costumbre pagana que a un verdadero hecho histórico, fehaciente y comprobable por los historiadores y estudiosos del tema.

“ Jesús puede llegar a simbolizar una figura de mercadeo excesiva, bajo la cual se ofrecen un sin número de productos (inclusive servicios), de los cuales se deja entrever un afán mercantilista, por parte de comerciantes que pretenden “hacer su agosto” desde el mes de noviembre hasta fin de año”, expresó Iván Jiménez, sociólogo de la Universidad Nacional de Colombia.

Independiente de la tradición religiosa o la premura comercial que acarree esta fecha, es importante tener presente a la navidad como una fecha de reencuentro y reflexión, en contraposición en a una visión consumista que ha permeado a la sociedad y que se ha extendido a nivel mundial, excepto en países en los cuales la fe mayoritaria se centra en creencias alejada del cristianismo.

“A mi me parece muy triste que ahora traten de introducirnos en la navidad desde mediados de octubre, ni quiera son capaces de respetar una época como el Halloween que es de mucha importancia para los niños”, afirmó Natalia Romero, joven estudiante universitaria inconforme con el manejo que se le da actualmente a la natividad.

Otro factor importante a tener en cuenta en este fin de año, son la gran cantidad de eventos que se realizarán gratuitamente en la ciudad de Bogotá (conciertos, teatro, espectáculos de juegos pirotécnicos, etc), los cuales buscan el acercamiento y la apropiación del espacio capitalino, por parte de los habitantes de la ciudad.

En definitiva, a disfrutar de la época decembrina en medio del regocijo, el frenesí consumista, el fervor religioso y las festividades bogotanas.

 
Política de Privacidad | Sobre el sitio | Makondo Universal 2007